Cuenta atrás: quedan ocho finales

El Juventud Torremolinos afronta una nueva jornada, la número 27 y esta vez se enfrentará ante el CD Rincón como visitante. El conjunto dirigido por Antonio Calderón busca su undécima victoria a domicilio, y con ello, seguir haciendo los deberes como hasta ahora para poder seguir tachando fechas en el calendario. Tan solo son ocho los partidos restan para que la temporada finalice, y con ello, el posible sueño del ascenso a Segunda RFEF.

Un partido muy reñido ya que son dos equipos que se conocen muy bien y por su parte, el CD Rincón que llega al encuentro con la necesidad de sumar de tres si quiere seguir pensando en mantenerse en la categoría la próxima campaña. Los de Rincón ocupan la decimosexta posición de la tabla con 18 puntos y en los últimos cinco partidos disputados no han conocido la victoria (4 perdidos y 1 empate).

Los de Torremolinos buscarán seguir mostrando su mejor versión tras la victoria en la pasada jornada ante la UD Maracena en el Estadio ‘El Pozuelo’ y además, seguir con las buenas sensaciones como visitante, ya que en la última salida de los blanquiverdes, estos golearon por 0-4 al Pvo. El Ejido en Santo Domingo.

Para este encuentro, Dani Fernández está muy mejorado de sus molestias que no le habían permitido disputar minutos en los últimos partidos y podría llegar al partido.

En la previa al encuentro, Jesús Mena mostraba sus sensaciones de cara al partido: “Estamos con muchas ganas de afrontar otra final, creo que tenemos mucha confianza en nosotros mismos ya que hemos entrenado muy bien, venimos de dos victorias consecutivas y queremos seguir ganando. Creo que el Rincón en su campo pueden ser muy fuertes, además la situación que tienen en la tabla es su mayor motivo para buscar salvarse, pero nosotros tenemos que ir allí con la mayor humildad del mundo y a conseguir los tres puntos. Quedan ocho finales y está en nuestra mano hacer bien las cosas para poder conseguir el objetivo”. 

Por su parte, el entrenador del Juventud Torremolinos, Antonio Calderón, hablaba en la previa ante los medios del Club: “el equipo está bastante bien, los jugadores que salían de lesión tuvieron ya la fortuna de coger minutos en el último partido y eso además del resultado favorable que conseguimos hace que el ambiente sea positivo y de muchas ganas de que llegue el partido. A estas alturas de la temporada jugar con los equipos de abajo tiene una presión añadida, quieren a toda costa sacar un resultado, ponen las cosas muy difíciles…además, el campo de Rincón es un campo de dimensiones reducidas, es un rival cercano, es un derbi, eso lo hace un partido doblemente complicado. Creo que el factor determinante del partido va a ser su entrenador, que aunque no figure en los papeles, sabemos que está trabajando con ellos Ibón Pérez Arrieta, que ha sido entrenador del Torremolinos muchos años y conoce a varios de nuestros jugadores, y eso es una baza que ellos querrán utilizar, ya que en la pasada jornada vinieron a vernos al Pozuelo”. 

volver arriba
Responder
1
¿Necesita ayuda?
¡Hola 👋!
¿Necesita ayuda?